MISIÓN

La granja del futuro

Las Naciones Unidas publicaron en 2013 un informe científico sobre una posible ayuda a nuestra insostenible producción de proteínas cárnicas: la proteína de grillo. Durante años, a nadie le importó. No había productos de proteína de grillo en las estanterías de los supermercados. Aceptamos el reto y decidimos ser los líderes de este cambio sistémico.

Cambiando la forma en que comemos

1- Producción de proteínas

Nuestro equipo de I+D hace más eficiente la producción de proteína de grillo. Más de 80 años de investigación en la cría de grillos hicieron que esta carne fuera asequible. 

En cambio, casi no hay investigación en la cría de grillos a gran escala. Sin embargo, la lógica de utilizar menos recursos naturales funciona. Con futuras mejoras, también podemos hacer de esta proteína sostenible la fuente más barata de proteína de calidad cárnica.

2- Alimentos cotidianos

Ya sean barritas de proteínas o pasta, ¡nuestros productos tienen un aspecto estupendo y un sabor delicioso! Lo que empezó como una pequeña campaña de Kickstarter en 2016 nos ha llevado a promover la idea de la proteína de grillo a millones de personas. Los productos de Sens son la mejor publicidad de esta proteína sostenible

¿Granja en Tailandia?

Al igual que el chocolate, los dátiles o los cacahuetes, la proteína de grillo de nuestras barritas no se produce en Europa.
Sin embargo, esto es sólo la fase intermedia. Vemos nuestra granja como una granja piloto donde podemos investigar y optimizar la producción. Cuando la demanda de proteína de grillo aumente, imaginamos granjas de grillos eficientes y automatizadas situadas en los suburbios de todas las grandes ciudades.
Elegimos Tailandia por los amplios conocimientos de la gente sobre la cría de grillos. Colaboramos con universidades locales y contratamos a personas con experiencia en el cultivo de grillos. El clima cálido del país también es ideal para el cultivo

Mejoras

Seguimos mejorando muchas cosas. Somos una empresa pequeña y tenemos que seguir progresando para ser un poco mejores.

Actualmente, no existe una solución para los envases compostables. Con las láminas compostables disponibles, nuestras barras de proteína se secarían como una roca en dos meses y nuestras galletas secas absorberían lentamente la humedad y perderían se "crujido". Al no poder desarrollar nuestros propios envases, optamos por conservar los alimentos y dejar en sus manos el reciclaje de los envoltorios de plástico y papel. Una vez que encontremos una solución que funcione, la implementaremos.